Proverbios de Salomón.




Hijo sabio, alegría del padre;
hijo necio, disgusto de su madre.
2 Riquezas injustas son inútiles,
pero la justicia libra de la muerte.
3 Yahvé no permite que el justo pase hambre,
pero rechaza la codicia del malvado.
4 Mano perezosa empobrece,
mano laboriosa enriquece.
5 Cosechar en verano es de prudentes,
dormirse en la cosecha es vergonzoso.
6 La cabeza del justo se llena de bendiciones,
la boca del malvado esconde violencia.
7 El recuerdo del justo es bendito;
el nombre del malvado se consume.
8 Hombre sensato acepta órdenes,
hombre charlatán corre a su ruina.
9 El hombre sincero camina seguro,
quien va con rodeos es descubierto.
10 Quien guiña los ojos causa disgustos,
quien reprende a la cara construye la paz.
11 Es fuente de vida la boca del justo;
la boca del malvado esconde violencia.
12 El odio provoca pendencias,
el amor disculpa toda ofensa.
13 En labios juiciosos se encuentra sabiduría,
y una vara, en la espalda del necio.
14 Los sabios reservan su ciencia,
la boca del necio es ruina inminente.
15 La fortuna del rico es su defensa,
la ruina del pobre es su pobreza.
16 La ganancia del justo es la vida,
la renta del malvado es el delito.
17 Quien acepta la corrección va por sendas de vida;
quien desprecia la reprensión se extravía.
18 Los labios embusteros disimulan el odio;
quien difunde calumnias es un insensato.
19 El que mucho habla, mucho yerra;
quien modera sus labios es sabio.
20 Es plata de ley la lengua del justo,
el corazón del malvado es ganga.
21 Los labios del justo sustentan a muchos,
los necios perecen por falta de seso.
22 La bendición de Yahvé enriquece,
y nada le añade la fatiga.
23 El necio se divierte con la intriga;
el hombre prudente, con la sabiduría.
24 Al malvado le sucede lo que teme,
al justo se le cumplen sus deseos.
25 Tras la tormenta, desaparece el malvado;
el justo se mantiene siempre.
26 Vinagre a los dientes y humo a los ojos
es el perezoso para quien lo envía.
27 El temor de Yahvé alarga la vida,
los años del malvado se acortan.
28 El porvenir de los justos es risueño,
la esperanza del malvado fracasa.
29 La senda de Yahvé es baluarte del íntegro
y ruina de los malhechores.
30 El justo jamás flaqueará,
los malvados no habitarán la tierra.
31 La boca del justo destila sabiduría,
la lengua embustera será arrancada.
32 Los labios del justo procuran deleite;
la boca del malvado, mentiras.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejarme vuestros comentarios.

Se ha producido un error en este gadget.