El Sabio

No te desanimes, no te detengas cuando apenas comienza el ascenso.
Si te asaltan las dudas, si la tristeza toca a tu puerta, si la calumnia te
hiere, levanta la cabeza con valentía y contempla el cielo luminoso y tranquilo.
Aunque lo tapen las nubes, sabes muy bien que pasaran, y el cielo volverá a brillar.
Sigue caminando, porque también la nubes la vida pasaran y el sol de la alegría
brillara de nuevo.
No des oídos a intrigas y calumnias, porque solo tiran piedras al árbol con frutos
para que caigan.
El árbol que no da frutos pasa desapercibido.
Con frecuencia, la calumnia es un honor para quien la recibe.
No cortes los buenos servicios que prestas, por causa de la calumnia.
Si dejas de hacer lo que venias cumpliendo, das razón al calumniador.
Sigue adelante, que todos acabaran callándose y, al final, te aplaudirán
por lo que has hecho.

C Torres Pastorino

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejarme vuestros comentarios.

Se ha producido un error en este gadget.